Cómo prepararnos para ser padres

Cómo prepararnos para ser padres

Cada inicio de año nos planteamos una serie de propósitos como son el bajar de peso, aprender un idioma, mejorar el ambiente laboral, suspender el cigarrillo, el alcohol o tener un hijo. Y cuando dentro de los planes del año nuevo aparece el deseo de tener un hijo, empieza el proceso de planearlo, lo cual le permite a la mujer con suficiente tiempo prepararse para desde su estado físico hasta el metabólico para llegar en las mejores condiciones de salud a la etapa preconcepcional. Así mismo, la valoración por su médico obstetra, determina su estado general de salud que incluye además de su peso y presión arterial, su estado nutricional y revisar estilo de vida así como hábitos personales los cuales pueden ser modificados de ser necesario. También se evaluarán posibles alteraciones presentes, las cuales durante el embarazo sean un riesgo y puedan llegar a convertir el embarazo en alto riesgo.

El objetivo de la consulta preconcepcional es detectar con anticipación si tiene alguna patología que pueda influenciar negativamente en el embarazo e iniciar un manejo de parte del respectivo especialista para que la patología sea controlada sea con cambios de hábitos o en caso de ser necesario iniciar o ajustar la medicación o cambiarla en caso de estar tomando alguno que este contraindicado o no permitido en el embarazo. Otra posibilidad es que la patología presente durante la evaluación sea considerada una contraindicación y se deba pospones el embarazo, evitando complicaciones que puedan poner en riesgo la vida de la paciente. Aunque en esta época de pandemia se han restringido los viajes es importante preguntarle a los pacientes sí han visitado zonas de riesgo para enfermedades infecciosas como Paludismo, Zika, Chikunguña, etc.

Luego de la consulta preconcepcional se realizarán una serie de exámenes de laboratorio para la detección de niveles de anticuerpos para enfermedades como rubeola, toxoplasmosis, Citomegalovirus, etc., con el objeto de conocer los títulos basales antes de lograr el embarazo. Así mismo debe iniciar la toma de ácido fólico y otros suplementos prenatales. Una vez analizados los resultados de laboratorio, se debe proponer un plan de trabajo en casos en los cuales haya la necesidad de cambiar los hábitos de vida que sean un riesgo para el embarazo como es dejar de fumar, reducción de peso en casos de sobrepeso u obesidad, evitar contactos que puedan poner en riesgo la vida del feto como son los transmisores de enfermedades que afectan al feto como es la toxoplasmosis, evitar la ingesta de fármacos o de factores tóxicos sean laborales o ambientales, exposición a radiación o exámenes de radiología.

De igual manera la pareja masculina debe también ser evaluada para conocer su estado de salud así como sus hábitos no saludables o tóxicos como son el fumar sea cigarrillo o tabaco, el uso de drogas (marihuana, cocaína, etc.) así como medicamentos que tengan repercusión en el estado general del varón. Al igual que en el caso de la mujer, es importante que no se exponga a contagios de enfermedades que puedan pasar tanto a la madre como al feto siendo la vía sexual (semen) la más frecuente.

Con frecuencia las pacientes en nuestro blog o a través del Chat de Eugin, nos preguntan cuando deben ir a una cita con nosotros o con su ginecólogo, a lo cual le respondemos que es mandatorio antes de cualquier embarazo por lo tanto en cuanto tomen la decisión deben agendar una cita. En los casos en los cuales hay antecedentes de complicaciones de embarazos previos como abortos, cirugías sobre útero, trompas u ovarios, embarazo en la trompa o ectópico, la toma de medicamentos por enfermedades como hipertensión arterial, diabetes, autoinmunes como artritis, lupus, etc. deben ser prioritarias sus citas al ginecólogo. Otro tema importante son las enfermedades genéticas en algunas familias para lo cual es importante dar un asesoramiento genético y pensar en la realización de estudios de portadores de mutaciones a ambos miembros de la pareja, ojalá antes de buscar el embarazo.

Ahora bien, en los casos en los cuales no se ha logrado el embarazo después de un tiempo de relaciones sexuales sin planificar (6 meses), deben consultar con nosotros, especialmente en las mujeres con 35 o más años, puesto que la reserva ovárica ya empieza a disminuir y las posibilidades de lograr embarazarse sea espontáneamente o con tratamientos de reproducción asistida se disminuyen progresivamente. No olvidar que el primer examen a realizar debe ser el espermograma, ya que muchas de las parejas que llegan, traen muchísimos exámenes pero falta la “otra mitad” que es descartar el factor masculino.

@drmaderoeugin www.eugin.com.co

2021-06-18T06:33:59+00:0022 Junio 2021|Sobre Reproducción Asistida|
Pedir Cita

En tu primera visita

Valoración de Fertilidad 360º

Open chat
Hola,
¿En que podemos ayudarte?