DGP: Diagnóstico Genético Preimplantacional

DGP: Diagnóstico Genético Preimplantacional

La DGP permite estudiar el ADN de los óvulos o de los embriones para seleccionar los que cumplen determinadas características.

Esta técnica tiene como objetivo evitar la trasmisión de alteraciones hereditarias.
Es útil cuando existen antecedentes de enfermedades genéticas o cromosómicas en la familia y se realizan dentro de programas de fecundación in vitro.
PUEDE REALIZARSE TANTO EN ÓVULOS COMO EN EMBRIONES, SIENDO ESTA ÚLTIMA LA QUE MEJORES RESULTADOS OFRECE.
Las alteraciones genéticas afectan a un gen en particular, buscándose evitar la transmisión de enfermedades como la Fibrosis Quística, Talasemia o Distrofia Muscular, entre otras
Las alteraciones cromosómicas, afectan a un número o estructura de cromosomas, y con esta técnica podemos detectar otras alteraciones causantes, entre otros, de los síndromes de Turner y de Down
Las alteraciones genéticas afectan a un gen en particular, buscándose evitar la transmisión de enfermedades como la Fibrosis Quística, Talasemia o Distrofia Muscular, entre otras.

Las alteraciones cromosómicas, afectan a un número o estructura de cromosomas, y con esta técnica podemos detectar otras alteraciones causantes, entre otros, de los síndromes de Turner y de Down.

Estudio genético
Tras realizar la fecundación in vitro y antes de su transferencia al útero, se estudia el material genético del embrión para detectar posibles alteraciones genéticas.

Se puede realizar cuando los embriones se encuentran en la fase de 6-8 células, generalmente el 3er día de su desarrollo, o bien en estadio de blastocisto, en el 5º día de su desarrollo, según el caso.

Biopsia de embriones
Se realiza una biopsia a cada uno y se descartan los que tengan una enfermedad congénita concreta.

Transferencia
Se transfieren entre 1 y 3 embriones sanos.

Los embriones no transferidos se pueden congelar.

Diagnóstico Genético Preimplantacional (DGP)
A

Estudio genético. Tras realizarse la fecundación in vitro y antes de su transferencia al útero, se estudia su material genético del embrión para detectar posibles alteraciones genéticas. Se realiza cuando los embriones se encuentran en la fase de 6-8 células, generalmente el 3er día de su desarrollo

B

Biopsia de embriones. Se realiza una biopsia a cada uno y se descartan los que tengan una enfermedad congénita concreta
C

Transferencia. Se transfieren entre 1 y 3 embriones sanos. Los embriones no transferidos se pueden congelar

La DGP o Diagnóstico Genético Preimplantacional es una técnica de laboratorio que permite estudiar el ADN de los óvulos o de los embriones para seleccionar los que cumplen determinadas características.

Esta técnica es especialmente útil cuando existen antecedentes de enfermedades genéticas o cromosómicas en la familia y se realiza dentro de programas de Fecundación in Vitro.

El diagnóstico se puede obtener de dos formas diferentes:

Diagnóstico Genético Preimplantacional con embriones

Una vez realizada la fecundación in vitro y antes de transferir el embrión al útero, se estudia su material genético para detectar si hay alguna alteración genética concreta (enfermedad monogénica previamente detectada en la familia) y también el número de cromosomas y el sexo del embrión (descarta enfermedad ligada a cromosomas sexuales).

Este estudio se realiza cuando los embriones se encuentran o bien en la fase de 6-8 células, en el 3r día de su desarrollo, o bien en estadio de blastocisto, en el 5º día de desarrollo, según el caso. Para estudiar su material genético se hace una biopsia de cada uno de ellos, se descartan los que tengan la enfermedad genética concreta que se esté determinando y, de este modo, se seleccionan sólo los embriones sanos que transferirán al útero.

Diagnóstico Genético Preimplantacional con óvulos

El diagnóstico genético con óvulos permite detectar patologías genéticas o cromosómicas en el óvulo, antes de que se forme el embrión.

Esta técnica analiza una parte concreta del óvulo, el corpúsculo polar, por lo que sólo puede detectar patologías hereditarias de origen materno.

Para estudiar los óvulos maduros se hace una biopsia del corpúsculo polar haciendo una pequeña apertura en la zona pelúcida que lo envuelve. Una vez se extrae el corpúsculo polar, los ovocitos se inseminan mediante la microinyección intracitoplasmática de un espermatozoide (ICSI). Al cabo de dos días, se obtiene el resultado genético del corpúsculo polar y se seleccionan para transferir los embriones provenientes de ovocitos genéticamente sanos.

Última actualización: Febrero, 2017
Descubre ahora cómo podemos ayudarte

BLOG