Tu clínica de Reproducción Asistida en Colombia | Te llamamos |

Posts relacionados ‘fiv’

¿Qué es la fertilización in vitro?

Septiembre 15, 2015 por Clínica Eugin

Te explicamos cómo funciona esta consolidada técnica de reproducción asistida y en qué casos se considera la opción más adecuada.

El pasado mes de julio, Louise Brown, la primera persona nacida gracias a la fecundación fertilización in vitro, cumplió 35 años. Tras más de tres décadas de desarrollo, la popularmente conocida como FIV, es una técnica de reproducción asistida totalmente consolidada gracias a la cual más de cinco millones de mujeres en el mundo han cumplido su deseo de ser madres.

Existen dos variantes de fertilización in vitro: la llamada FIV clásica y la FIV con ICSI. La primera consiste en incubar los óvulos con los espermatozoides y esperar que se produzca la fecundación, mientras que en la segunda se realiza la inyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI) dentro del óvulo, de manera que los fallos de fecundación son menos frecuentes.

La aplicación de la ICSI ha supuesto un gran avance en el tratamiento de problemas de fertilidad de origen masculino y es la técnica de fecundación que se utiliza en la mayoría de los casos.

Con la aplicación de la esta técnica se necesita tan sólo un espermatozoide por óvulo. Cuando el óvulo ya está fecundado, se incuba hasta que éste se desarrolle y se convierta en un embrión. Llegado este momento, se transfiere al útero para que continúe su desarrollo.

Según cuál sea tu situación, en Eugin ponemos a tu disposición una de estas cuatro opciones:

Fecundación in Vitro

  • Fecundación in Vitro con óvulos propios y semen de la pareja

    Fecundación in Vitro con óvulos propios y semen de la pareja (FIV propia)

    Ver detalles >

  • Fecundación in Vitro con óvulos propios y semen de donante

    Fecundación in Vitro con óvulos propios y semen de donante

    Ver detalles >

  • Fecundación in Vitro con óvulos de banco y semen de la pareja

    Fecundación in Vitro con óvulos de donante y semen de la pareja

    Ver detalles >

  • Fecundación in Vitro con óvulos de donante y semen de donante

    Fecundación in Vitro con óvulos de donante y semen de donante

    Ver detalles >

Si necesitas más información sobre la fertilización in vitro o sobre otros tratamientos, no dudes en contactarnos.

Última actualización: Septiembre, 2015

Embriones congelados: protección y seguridad

Mayo 28, 2015 por Clínica Eugin

Embriones congelados: protección y seguridad

¿Cuál es el destino de los embriones que se congelan tras un tratamiento de fecundación in vitro? En Colombia, la falta de una legislación específica que determine su uso y conservación deja en manos de los propios centros de Reproducción Asistida la autorregulación sobre esta materia. En Clínica Eugin, el protocolo es claro: antes de iniciar cualquier tratamiento, ambos miembros de la pareja firman un consentimiento informado, un documento detallado que hace imprescindible la autorización del hombre y la mujer en la futura utilización de esos embriones.

El consentimiento informado compromete así la intervención de ambos miembros de la pareja para poder utilizar en un futuro sus embriones congelados, generados en un ciclo de fecundación in vitro y que no han llegado a ser transferidos al útero de la futura mamá. Así, en el momento de la firma, la pareja decide qué va a hacer en caso de obtener más embriones de los que se van a transferir.

Mantenimiento, donación, investigación

Antes de empezar el tratamiento, la pareja establece en el documento que va a firmar cuál será el uso de estos embriones. Existen cuatro posibilidades, entre las que la pareja puede elegir, de acuerdo con su edad y estado de salud.

  • Utilización por parte de la propia pareja.
  • Donación (a otras parejas) con fines reproductivos.
  • Donación con fines de investigación en el evento de que algún día se apruebe (actualmente no se hace en Colombia).
  • Cese de su conservación (sin ninguna otra utilización).

Esta decisión podrá ser modificada siempre y cuando ambos miembros de la pareja estén de acuerdo.

“Nos tomamos muy en serio la seguridad de todos los tratamientos realizados en la Clínica”, afirma el Dr. Ignacio Madero, Director de Eugin Colombia. “Con la firma del consentimiento informado, nos aseguramos que tanto los embriones así como los dos miembros de la pareja estarán bien protegidos durante todo el proceso”, asegura.

Última actualización: Junio, 2016

¿Cuánto tiempo tengo que esperar para realizar un nuevo tratamiento?

Mayo 28, 2015 por Clínica Eugin

El tiempo de espera entre un intento y otro depende del tratamiento que se haya seguido: nuestro médico nos indicará cuándo es un buen momento.

¿Cuánto tiempo tengo que esperar para realizar un nuevo tratamiento?

A veces el embarazo demora en llegar, y es necesario realizar el tratamiento de reproducción asistida más de una vez para conseguirlo. Tras conocer el resultado de una beta negativa, algunas mujeres están decididas a volverlo a intentar y se preguntan cuánto tiempo deben esperar antes de empezar de nuevo. La respuesta es diferente en cada caso, y es el tratamiento antes realizado –inseminación artificial o fecundación in vitro- el que determinará el tiempo de espera.

Una vez decidido que queremos volver a intentarlo, lo primero que hay que hacer es hablar con el médico. Él conoce nuestro historial médico, nos ayudará a disipar nuestras posibles dudas y junto a él podremos valorar, según nuestro caso, cuándo es recomendable empezar a buscar el embarazo de nuevo.

Tras una inseminación artificial

En el caso de haber realizado previamente una inseminación artificial sin que dé lugar a un embarazo, la mujer podrá volver a realizar el tratamiento en su siguiente ciclo. Es recomendable, sin embargo, realizar antes una ecografía basal.

La ecografía basal es una prueba que se realiza al principio del ciclo menstrual entre el primer y el tercer día del ciclo, que examina con detalle los folículos antrales -las estructuras que albergan el óvulo en su interior y en las que éstos han empezado a desarrollarse- presentes en los ovarios. Con esta prueba, el médico se asegurará que en el útero de la mujer no queda ningún folículo restante del ciclo anterior: en este caso, será el momento de iniciar de nuevo el tratamiento.

Tras una fertilización in vitro

Después de haber realizado una fertilización in vitro, el tiempo de espera es un poco mayor. Tras el resultado de una beta negativa, es necesario esperar a que los ovarios vuelvan a la normalidad tras la punción folicular. Para ello, en general tendremos que dejar pasar entre dos y tres ciclos. Tras esta espera, será el momento de volver a empezar.

En el caso de un resultado de beta positiva tras el cual se produce un aborto, será necesario dejar pasar igualmente entre dos y tres reglas antes de intentarlo de nuevo.

Si hemos realizado una fertilización in vitro con donación de óvulos, sin embargo, el tiempo de espera antes de volver a realizarla será más corto. Tras la beta negativa, una vez baje la regla, ya se podrá iniciar de nuevo el tratamiento para la preparación endometrial.

Si necesitas más información sobre la fertilización in vitro o sobre otros tratamientos, no dudes en contactarnos.

Última actualización: Mayo, 2015

El desarrollo de un embarazo conseguido a través de reproducción asistida, igual que uno natural

Mayo 28, 2015 por Clínica Eugin

La forma como crece el embrión y los síntomas que puede tener la mujer durante la gestación son los mismos en ambos casos.

El desarrollo de un embarazo conseguido a través de reproducción asistida, igual que uno natural

“¿Mi embarazo será como el de las otras mujeres? ¿Mi hijo crecerá como los demás niños?” Éstas son preguntas que una mujer que ha recurrido o está pensando en seguir un tratamiento de Reproducción Asistida puede hacerse. La respuesta es clara: un embarazo natural o uno conseguido a través de un tratamiento de fertilidad son iguales en el desarrollo del embrión, los síntomas de la mamá y el desarrollo del bebé.

Un embarazo a través de una técnica de reproducción asistida, sea ésta una fertilización in vitro o una inseminación artificial, es solo diferente en su inicio. En el primer caso, el óvulo se fecunda en el laboratorio y una vez convertido en preembrión se transfiere al útero para que continúe su desarrollo de forma normal. En el caso de la inseminación se imita la reproducción natural, facilitando a los espermatozoides la llegada al útero en el momento de la ovulación.

A partir del momento en que estos dos procesos se dan en el cuerpo de la mujer, el embarazo sigue el curso exactamente igual que en un embarazo natural.

Los mismos síntomas

De esta manera, los síntomas más habituales de un embarazo (las conocidas náuseas o la acidez estomacal) pueden darse también en una gestación conseguida con reproducción asistida.

En cuanto a los riesgos durante la gestación, estos van ligados a la edad de la mujer y no a la forma como se consiguió el embarazo. Así, el riesgo de sufrir un aborto espontáneo es el mismo en ambos casos (entre un 15 y un 20%) y aumenta según la edad de la mujer. En el caso de una mujer que ha recibido una donación de óvulos, este riesgo no aumenta, puesto éstos provienen de una mujer joven de entre 18 y 35 años.

En los casos de embarazos en edades más avanzadas, ya sean obtenidos de forma natural o mediante la ayuda de técnicas de reproducción asistida, existe un poco más de riesgo de desarrollar alteraciones de la tensión arterial o diabetes durante el embarazo. Es por ello que, los profesionales de la salud que hagan el seguimiento de estos embarazos, pondrán en marcha todos los mecanismos de prevención y tratamiento adecuados.

Si necesitas más información sobre la fertilización in vitro o sobre otros tratamientos, no dudes en contactarnos.

Última actualización: Mayo, 2015

Conseguir el embarazo con la ayuda de otra mujer

Mayo 28, 2015 por Clínica Eugin

El tratamiento con donación de óvulos es una de las técnicas de reproducción asistida con mayor probabilidad de éxito.

Conseguir el embarazo con la ayuda de otra mujer

Los óvulos de una mujer son células fascinantes y complejas, a la vez que extremadamente delicadas y sensibles al paso del tiempo. De forma natural, los óvulos van perdiendo su capacidad reproductiva en un proceso irreversible que suele intensificarse a partir de los 35 años.

Este hecho biológico era, hace unos años, el final del camino hacia la maternidad. Hoy sin embargo, los avances en las técnicas de reproducción asistida y la solidaridad de muchas mujeres anónimas permiten mantener vivo el sueño de ser madre.

En la Clínica EUGIN hacemos todo lo posible para utilizar los propios óvulos de la mujer. Sin embargo,cuando esto no resulta posible o no se recomienda es cuando, gracias a la ayuda de otra mujer, podemos conseguir el deseado embarazo.

La fertilización in vitro con óvulos de donante es una técnica que se suele aconsejar cuando la mujer es mayor de 43 años. A esta edad, las probabilidades de embarazo con óvulos propios son muy bajas y además -debido en gran parte a la menor calidad de estos óvulos- aumentan los riesgos de aborto o problemas para el feto.

Esta técnica se recomienda también en otros casos -independientemente de la edad de la mujer- cuando ésta presenta alguna enfermedad genética, una anomalía cromosómica o alguna patología que impida la estimulación de los ovarios. Seis de cada diez mujeres logran quedar embarazadas gracias a esta técnica de reproducción asistida.

Donante y receptora: un tratamiento adaptado para cada mujer

La recepción de óvulos se divide en dos etapas, las cuales pueden realizarse de forma paralela o programada. Una etapa es el tratamiento que realiza la mujer receptora de los óvulos para preparar el endometrio y otra es la estimulación de los ovarios y obtención de los óvulos de la donante.

Hoy en día, gracias al desarrollo de la congelación de óvulos, la mujer podrá recibir los óvulos que han sido recuperados directamente de una donante o bien, los óvulos que han sido previamente recuperados y congelados. En ambos casos, las probabilidades de embarazo son equiparables y muy elevadas.

En la clínica Eugin, ambas opciones de tratamiento están disponibles y permiten una mayor flexibilidad para adaptarnos tanto a las necesidades de las mujeres receptoras como a la disponibilidad de las donantes. La mujer receptora podrá optar por la forma de tratamiento que se ajuste más a sus necesidades. Es decir, hay mujeres que, por su situación laboral o personal necesitan programar su visita a la clínica con bastante tiempo de antelación. Los óvulos congelados constituyen una buena solución en estos casos, entre otros. Con el objetivo de conseguir el máximo parecido entre el futuro hijo y su ambiente familiar, la donante compartirá con la mujer que recibirá sus óvulos las mismas características físicas: raza, altura, tono de la piel, color de pelo y de ojos.

Un tratamiento sencillo

La futura madre acude a la clínica a una primera cita con el médico y valorar qué tipo de tratamiento es el más adecuado. Una vez decidido, puede iniciar su tratamiento desde su lugar de residencia.

La segunda cita tiene lugar entre dos semanas y 45 días después del inicio del tratamiento. En esta ocasión, se transfiere el embrión o embriones al útero de la mujer. En los casos en los que haya implantación, el embarazo seguirá su curso exactamente igual que un embarazo natural.

Si necesitas más información sobre la fertilización in vitro o sobre otros tratamientos, no dudes en contactarnos.

Última actualización: Junio, 2016
12
Descubre ahora cómo podemos ayudarte

BLOG