Tu clínica de Reproducción Asistida en Colombia | Te llamamos |

Posts relacionados ‘fertilización in vitro’

¿Qué es la fertilización in vitro?

Septiembre 15, 2015 por Clínica Eugin

Te explicamos cómo funciona esta consolidada técnica de reproducción asistida y en qué casos se considera la opción más adecuada.

El pasado mes de julio, Louise Brown, la primera persona nacida gracias a la fecundación fertilización in vitro, cumplió 35 años. Tras más de tres décadas de desarrollo, la popularmente conocida como FIV, es una técnica de reproducción asistida totalmente consolidada gracias a la cual más de cinco millones de mujeres en el mundo han cumplido su deseo de ser madres.

Existen dos variantes de fertilización in vitro: la llamada FIV clásica y la FIV con ICSI. La primera consiste en incubar los óvulos con los espermatozoides y esperar que se produzca la fecundación, mientras que en la segunda se realiza la inyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI) dentro del óvulo, de manera que los fallos de fecundación son menos frecuentes.

La aplicación de la ICSI ha supuesto un gran avance en el tratamiento de problemas de fertilidad de origen masculino y es la técnica de fecundación que se utiliza en la mayoría de los casos.

Con la aplicación de la esta técnica se necesita tan sólo un espermatozoide por óvulo. Cuando el óvulo ya está fecundado, se incuba hasta que éste se desarrolle y se convierta en un embrión. Llegado este momento, se transfiere al útero para que continúe su desarrollo.

Según cuál sea tu situación, en Eugin ponemos a tu disposición una de estas cuatro opciones:

Fecundación in Vitro

  • Fecundación in Vitro con óvulos propios y semen de la pareja

    Fecundación in Vitro con óvulos propios y semen de la pareja (FIV propia)

    Ver detalles >

  • Fecundación in Vitro con óvulos propios y semen de donante

    Fecundación in Vitro con óvulos propios y semen de donante

    Ver detalles >

  • Fecundación in Vitro con óvulos de banco y semen de la pareja

    Fecundación in Vitro con óvulos de donante y semen de la pareja

    Ver detalles >

  • Fecundación in Vitro con óvulos de donante y semen de donante

    Fecundación in Vitro con óvulos de donante y semen de donante

    Ver detalles >

Si necesitas más información sobre la fertilización in vitro o sobre otros tratamientos, no dudes en contactarnos.

Última actualización: Septiembre, 2015

Embriones congelados: protección y seguridad

Mayo 28, 2015 por Clínica Eugin

Embriones congelados: protección y seguridad

¿Cuál es el destino de los embriones que se congelan tras un tratamiento de fecundación in vitro? En Colombia, la falta de una legislación específica que determine su uso y conservación deja en manos de los propios centros de Reproducción Asistida la autorregulación sobre esta materia. En Clínica Eugin, el protocolo es claro: antes de iniciar cualquier tratamiento, ambos miembros de la pareja firman un consentimiento informado, un documento detallado que hace imprescindible la autorización del hombre y la mujer en la futura utilización de esos embriones.

El consentimiento informado compromete así la intervención de ambos miembros de la pareja para poder utilizar en un futuro sus embriones congelados, generados en un ciclo de fecundación in vitro y que no han llegado a ser transferidos al útero de la futura mamá. Así, en el momento de la firma, la pareja decide qué va a hacer en caso de obtener más embriones de los que se van a transferir.

Mantenimiento, donación, investigación

Antes de empezar el tratamiento, la pareja establece en el documento que va a firmar cuál será el uso de estos embriones. Existen cuatro posibilidades, entre las que la pareja puede elegir, de acuerdo con su edad y estado de salud.

  • Utilización por parte de la propia pareja.
  • Donación (a otras parejas) con fines reproductivos.
  • Donación con fines de investigación en el evento de que algún día se apruebe (actualmente no se hace en Colombia).
  • Cese de su conservación (sin ninguna otra utilización).

Esta decisión podrá ser modificada siempre y cuando ambos miembros de la pareja estén de acuerdo.

“Nos tomamos muy en serio la seguridad de todos los tratamientos realizados en la Clínica”, afirma el Dr. Ignacio Madero, Director de Eugin Colombia. “Con la firma del consentimiento informado, nos aseguramos que tanto los embriones así como los dos miembros de la pareja estarán bien protegidos durante todo el proceso”, asegura.

Última actualización: Junio, 2016

Síntomas y sensaciones después de la transferencia embrionaria: ¿Qué indican?

Mayo 28, 2015 por Clínica Eugin

Después del transfer es normal estar más pendientes de nuestro cuerpo que habitualmente, pero no todo lo que nos pasa tiene un significado.

Síntomas y sensaciones después de la transferencia embrionaria: ¿Qué indican?

Una vez realizada la transferencia embrionaria, se presenta un horizonte de dos semanas de espera antes del test de embarazo en el que es normal estar constantemente pendiente de todos los cambios que experimentamos en nuestro cuerpo. Son días en que las emociones suelen ser muchas y muy intensas, y la sospecha del mínimo síntoma nos produce cierta inquietud: ¿querrá decir alguna cosa? De la mano del Dr. José Ignacio Madero, Director de Eugin Colombia, te damos la respuesta.

“Ante todo, es muy importante tener en cuenta que no existe ningún síntoma que sea específico de algo”, advierte el Dr. Madero. “Si bien un sangrado abundante y continuado, que sin duda podemos identificar como una regla, indicará que el embarazo no se ha conseguido, el resto de síntomas no tienen un significado claro”, puntualiza.

Los síntomas físicos más comunes

Sangrados: las pequeñas pérdidas –siempre manchados inferiores a una regla- en los días posteriores a la transferencia embrionaria son normales y suelen ir desapareciendo en dos o tres días. Se deben generalmente a la canalización a través del cuello del útero. Ante ellos, no hay que asustarse: son completamente normales.

Mareos, pinchazos, cólicos o dolor en la zona abdominal y lumbar: estas molestias son habituales tras la transferencia embrionaria. En su mayoría, se deben a la propia estimulación ovárica que ha seguido la mujer, especialmente en los casos de fertilización in vitro con óvulos propios. También pueden aparecer por la misma punción folicular o por la preparación de la menstruación. En el caso de receptoras de óvulos, los mareos pueden ser debidos al tratamiento hormonal. Además, la ansiedad que se genera durante estos días de espera también puede justificar la sensación de mareo.

Hinchazón y endurecimiento de los senos: se trata de un síntoma frecuente tras la administración de hormonas previas a la transferencia embrionaria, concretamente los estrógenos y la progesterona. Ambas pueden causar retención de líquidos y sensación de hinchazón y pesadez.

“Ante este tipo de dolores y molestias”, explica el Dr. Madero, “podemos recurrir a analgésicos como acetaminofén”. “Son seguros y nos ayudarán a sentirnos mejor”, añade. Sólo en caso de un sangrado muy abundante, la aparición de fiebre (por encima de los 38 grados) o un dolor persistente que no se calma con analgésicos, se recomienda acudir al médico.

Las sensaciones más habituales

Además de los síntomas físicos, la espera tras la transferencia embrionaria implica también un gran componente emocional. Los propios nervios, la ansiedad, el insomnio o la sensación de inestabilidad causados por el proceso y su resultado pueden aparecer durante estos días.

“Realmente, se tratan de 14 días de espera muy intensos a nivel emocional”, asegura el Dr. Madero. “A nuestras pacientes les solemos aconsejar que mantengan la mente ocupada, que lleven una vida completamente normal y que eviten los esfuerzos físicos importantes”, añade. “A veces es útil recordar que si el embarazo se consiguiera de forma natural, hasta el momento de conocer la gestación la mujer no habría cambiado su estilo de vida”.

No es recomendable hacer un reposo absoluto, pero sí evitar ejercicios intensos y de impacto, como correr o realizar aerobic. “Lo importante es que encontremos aquellas actividades que nos distraigan y con las que nos sintamos bien”, asegura el Dr. Madero.

En casos de mucha inquietud, se puede recurrir a productos naturales como la valeriana o las Flores de Bach para conseguir vivir esta espera con mayor tranquilidad. “Lo ideal sería hacer una vida normal, manteniéndose con energía y un optimismo natural ante los días que vienen después de la transferencia”, concluye el doctor.

Si necesitas más información sobre la fertilización in vitro o sobre otros tratamientos, no dudes en contactarnos.

Última actualización: Junio, 2016

¿Cuánto tiempo tengo que esperar para realizar un nuevo tratamiento?

Mayo 28, 2015 por Clínica Eugin

El tiempo de espera entre un intento y otro depende del tratamiento que se haya seguido: nuestro médico nos indicará cuándo es un buen momento.

¿Cuánto tiempo tengo que esperar para realizar un nuevo tratamiento?

A veces el embarazo demora en llegar, y es necesario realizar el tratamiento de reproducción asistida más de una vez para conseguirlo. Tras conocer el resultado de una beta negativa, algunas mujeres están decididas a volverlo a intentar y se preguntan cuánto tiempo deben esperar antes de empezar de nuevo. La respuesta es diferente en cada caso, y es el tratamiento antes realizado –inseminación artificial o fecundación in vitro- el que determinará el tiempo de espera.

Una vez decidido que queremos volver a intentarlo, lo primero que hay que hacer es hablar con el médico. Él conoce nuestro historial médico, nos ayudará a disipar nuestras posibles dudas y junto a él podremos valorar, según nuestro caso, cuándo es recomendable empezar a buscar el embarazo de nuevo.

Tras una inseminación artificial

En el caso de haber realizado previamente una inseminación artificial sin que dé lugar a un embarazo, la mujer podrá volver a realizar el tratamiento en su siguiente ciclo. Es recomendable, sin embargo, realizar antes una ecografía basal.

La ecografía basal es una prueba que se realiza al principio del ciclo menstrual entre el primer y el tercer día del ciclo, que examina con detalle los folículos antrales -las estructuras que albergan el óvulo en su interior y en las que éstos han empezado a desarrollarse- presentes en los ovarios. Con esta prueba, el médico se asegurará que en el útero de la mujer no queda ningún folículo restante del ciclo anterior: en este caso, será el momento de iniciar de nuevo el tratamiento.

Tras una fertilización in vitro

Después de haber realizado una fertilización in vitro, el tiempo de espera es un poco mayor. Tras el resultado de una beta negativa, es necesario esperar a que los ovarios vuelvan a la normalidad tras la punción folicular. Para ello, en general tendremos que dejar pasar entre dos y tres ciclos. Tras esta espera, será el momento de volver a empezar.

En el caso de un resultado de beta positiva tras el cual se produce un aborto, será necesario dejar pasar igualmente entre dos y tres reglas antes de intentarlo de nuevo.

Si hemos realizado una fertilización in vitro con donación de óvulos, sin embargo, el tiempo de espera antes de volver a realizarla será más corto. Tras la beta negativa, una vez baje la regla, ya se podrá iniciar de nuevo el tratamiento para la preparación endometrial.

Si necesitas más información sobre la fertilización in vitro o sobre otros tratamientos, no dudes en contactarnos.

Última actualización: Mayo, 2015

El desarrollo de un embarazo conseguido a través de reproducción asistida, igual que uno natural

Mayo 28, 2015 por Clínica Eugin

La forma como crece el embrión y los síntomas que puede tener la mujer durante la gestación son los mismos en ambos casos.

El desarrollo de un embarazo conseguido a través de reproducción asistida, igual que uno natural

“¿Mi embarazo será como el de las otras mujeres? ¿Mi hijo crecerá como los demás niños?” Éstas son preguntas que una mujer que ha recurrido o está pensando en seguir un tratamiento de Reproducción Asistida puede hacerse. La respuesta es clara: un embarazo natural o uno conseguido a través de un tratamiento de fertilidad son iguales en el desarrollo del embrión, los síntomas de la mamá y el desarrollo del bebé.

Un embarazo a través de una técnica de reproducción asistida, sea ésta una fertilización in vitro o una inseminación artificial, es solo diferente en su inicio. En el primer caso, el óvulo se fecunda en el laboratorio y una vez convertido en preembrión se transfiere al útero para que continúe su desarrollo de forma normal. En el caso de la inseminación se imita la reproducción natural, facilitando a los espermatozoides la llegada al útero en el momento de la ovulación.

A partir del momento en que estos dos procesos se dan en el cuerpo de la mujer, el embarazo sigue el curso exactamente igual que en un embarazo natural.

Los mismos síntomas

De esta manera, los síntomas más habituales de un embarazo (las conocidas náuseas o la acidez estomacal) pueden darse también en una gestación conseguida con reproducción asistida.

En cuanto a los riesgos durante la gestación, estos van ligados a la edad de la mujer y no a la forma como se consiguió el embarazo. Así, el riesgo de sufrir un aborto espontáneo es el mismo en ambos casos (entre un 15 y un 20%) y aumenta según la edad de la mujer. En el caso de una mujer que ha recibido una donación de óvulos, este riesgo no aumenta, puesto éstos provienen de una mujer joven de entre 18 y 35 años.

En los casos de embarazos en edades más avanzadas, ya sean obtenidos de forma natural o mediante la ayuda de técnicas de reproducción asistida, existe un poco más de riesgo de desarrollar alteraciones de la tensión arterial o diabetes durante el embarazo. Es por ello que, los profesionales de la salud que hagan el seguimiento de estos embarazos, pondrán en marcha todos los mecanismos de prevención y tratamiento adecuados.

Si necesitas más información sobre la fertilización in vitro o sobre otros tratamientos, no dudes en contactarnos.

Última actualización: Mayo, 2015
12
Descubre ahora cómo podemos ayudarte

BLOG